¡Hola de nuevo, familia Aguazella! Ya estamos aquí para contaros todas las aventuras que vivimos el miércoles, preparaos porque viene un día cargado de actividades chulísimas. Lo primero de todo, ¿qué temática de campamentos revivimos este tercer día de Summer Week? ¡Uy! Casi… ¡Nos tocó sumergirnos en las profundidades del océano para explorar y ver si encontramos la Atlántida!

El calor nos ha acompañado esta semana, pero nosotros veníamos dispuestos a combatirlo con un refrescante juego de agua que va muy acorde a la realidad en la que vivimos… pues esta noche comienzan ¡los Juegos Olímpicos! Así que hemos decidido adelantarnos en Aguazella y comenzar los entrenamientos por nuestra cuenta.

Descubrimos una nueva disciplina olímpica: el lanzamiento de globo con toalla. ¡Eso sí! Tenemos que entrenar más para clasificarnos a las próximas olimpiadas. Pasamos un rato divertidísimo, nos mojamos un montón y nos olvidamos hasta del calor que hacía. Pusimos un broche final haciendo una clásica guerra de agua con cuidado de no mojarnos las mascarillas. ¡Fue genial!

Después nos secamos, nos cambiamos de ropa, tendimos lo que estaba mojado (vamos… todo) y merendamos para reponer fuerzas. Lo siguiente, fue adentrarnos en un juego de tablero sobre la Atlántida. Teníamos un mapa que nos daba la ubicación secreta de este lugar, pero necesitábamos avanzar hasta La Atlántida y ser los primeros en llegar superando todos los obstáculos que encontramos en el viaje.

Aprendimos qué animales viven en la Atlántida y cuántas maneras hay para llegar hasta su supuesta ubicación, conocimos al guardián de la Atlántida, confeccionamos un traje de atlante, hicimos una carrera de ajolotes, explotamos burbujas y navegamos por el fondo del océano en busca de objetos que no deberían estar allí. ¡Vamos que lo pasamos en grande!

Esto es todo por el momento, pero si quieres ver más fotos y vídeos… síguenos en nuestras redes: FacebookTwitter e Instagram.

No te pierdas lo que vamos a hacer cada día y consulta nuestra sección de actividades de la web.

Y después de tanta aventura oceánica… toca descansar.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.